INTRANET GENERAL

HIS WEB
CORREO CORPORATIVO
CONSULTA DE EXPEDIENTE
GESTIÓN DOCUMENTARIA
OTROS APLICATIVOS
RECAUDACION
DASHBOARD
CONTROL FARMACIA
LEGAJOS

Siempre nos encontramos investigando acerca de la mejor alimentación que debe recibir nuestro bebé para cada una de sus etapas de crecimiento, nos preocupamos sobre los valores nutricionales que debe recibir así como la cantidad de micronutrientes, entre ellos el hierro, para su desarrollo y crecimiento saludable.

La desnutrición crónica infantil y la anemia por deficiencia de hierro en las niñas y niños menores de 3 años, tienen consecuencias adversas en el desarrollo cognitivo, principalmente si se presenta en un periodo crítico como el crecimiento y diferenciación cerebral, cuyo pico máximo se observa en los niños menores de dos años, periodo en el que el daño es irreversible, constituyéndose en los principales problemas de salud pública que afectan el Desarrollo Infantil Temprano.

El hierro es un elemento esencial que no puede faltar en la dieta de nuestros niños, especialmente en su primera etapa de vida (entre 0 y 12 meses) ya que su desarrollo se encuentra en pleno proceso de expansión. Durante los primeros 6 meses, el recién nacido, cuentan con el hierro suficiente ya  que recibe lactancia exclusiva que desarrolla su sistema sensorial y cognitivo, así como la protección de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia,

 

tales como la diarrea o la neumonía, y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades. Por eso, la madre debe alimentarse adecuadamente durante y después de la gestación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda garantizar el aporte del mineral en la dieta infantil a través de la fortificación de alimentos, la suplementación y la diversificación de la dieta.

A partir de los 4 meses de vida los depósitos de hierro en el bebé comienzan a disminuir, y es frecuente que el médico y la nutricionista indiquen un suplemento de hierro por vía oral para prevenir la anemia.

Después de los 6 meses, los bebés comienzan con el período de introducción de alimentos sólidos. En esta etapa, la alimentación líquida deja de ser la principal fuente de ingreso de hierro, razón por la cual es importante que la dieta sea variada e incorpore diariamente alimentos que sean fuente de hierro con vitaminas y micronutrientes necesarios para evitar su bajo desarrollo cognitivo y de crecimiento.

Recomendaciones para tener en cuenta:

Los alimentos fuente de hierro de mejor absorción son las carnes rojas, pollo y pescado; es importante que se consuma 1 porción diaria de estos alimentos para cubrir con el requerimiento de hierro.

Alimentos con hierro que requieren Vitamina C para absorberse: lentejas, espinaca; al ingerir estos alimentos deben acompañarse con jugo de naranjas o 1 fruta cítrica.

Es importante saber que el hierro procedente de fuentes animales se absorbe con más facilidad que el procede de fuentes vegetales, mientras el hierro procedente de las carnes, se absorbe en un 30 %, el hierro procedente de los vegetales, se absorbe tan solo en un 10 %. Sin embargo, se ha comprobado que la vitamina C ayuda a mejorar la absorción del hierro que procede de fuentes vegetales. Por lo tanto, comer alimentos ricos en vitamina C ayudara a absorber más hierro de los alimentos.